Cliente
Walmart Chile

Año
2019

Qué hicimos
  • Estudio espacial y urbano
  • Estudio Etnográfico
  • Estrategias programáticas y arquitectónicas para el proyecto.
  • Estrategias de Relacionamiento con la comunidad.

Franklin es la vida

Realizamos un diagnóstico socio-espacial de un barrio para generar insumos que impacten al proyecto y su estrategia de relacionamiento con la comunidad.

Cliente
Walmart Chile

Año
2019

Qué hicimos
  • Estudio espacial y urbano
  • Estudio Etnográfico
  • Estrategias programáticas y arquitectónicas para el proyecto.
  • Estrategias de Relacionamiento con la comunidad.

Resultados

  • Mapear y visualizar problemáticas existentes, ya sea a nivel de infraestructura pública, de servicios y comunitaria, de modo de poder integrarlas en el programa del proyecto.
  • Entender e integrar aspectos identitarios del barrio al proyecto.
  • Guiar la relación con la comunidad identificando actores claves, tonos y relatos para establecer contactos orientados a la colaboración.

¿Cómo conectar la identidad, necesidades y expectativas de un barrio con un futuro proyecto inmobiliario, de modo que genere valor compartido?

Nuestro cliente, el área de relacionamiento comunitario, nos solicita una aproximación temprana al barrio para levantar insights cualitativos y espaciales, con fuerte foco en las personas, sean vecinos, locatarios o usuarios del barrio. Participa también el área inmobiliaria, principal stakeholder de la empresa para este tipo de proyectos, los cuales incorporan además de que este diagnóstico pueda insumar el proyecto mismo, desde perspectivas de su diseño arquitectónico y programático.

Bajo esa premisa, realizamos un diagnóstico socio-espacial del barrio, que contempló un levantamiento de diversas capas territoriales : infraestructura, espacio físico y paisaje, inversión pública, iniciativas sociales y oferta emergente. Todas esas capas tenían un componente etnográfico orientado a conectarnos con las expectativas, comportamientos y necesidades de las personas que componen el barrio : vecinos, locatarios, visitantes, como también desde las instituciones presentes en él (Municipio, Cordesan, Ministerios).

 

Los resultados del diagnóstico permitieron a la empresa mapear problemáticas existentes, ya sea a nivel de infraestructura pública, de servicios y comunitaria, de modo de poder integrarlas en el programa del proyecto. A su vez, permitió entender e integrar al proyecto aspectos identitarios que son relevantes para la comunidad, y que se van a traducir en aspectos formales del proyecto arquitectónico. Se estableció además una hoja de ruta para el relacionamiento con las comunidades, identificando actores claves para establecer contactos orientados a la colaboración.

Por otra parte, la empresa manifestó que esta experiencia sirvió de insumo para reformular el modo en cómo se aproximan al territorio en sus proyectos. Según ellos, la capacidad de leer anticipadamente el territorio permite generar valor compartido en los proyectos.

Equipo :

Jefe de Proyecto : Andrés Ortega

Etnografía : Vicente Mafioletti, Mariano Palma, Inés Pascal.

Diagnóstico espacial : Daniela Muñoz

Fotos : Paloma Palominos